http://larepublica.pe/impresa/economia/849786-jovenes-peruanos-revaloran-los-cereales-andinos-para-combatir-la-desnutricion

Una harina hecha con quinua, kiwicha y cañihua es la base del éxito de Nutrishake Andino, una empresa que espera este 2017 invertir el 51% de los ingresos de sus fundadores en proyectos para combatir este problema social en Perú.

 

La historia de Nutrishake Andino, empresa que busca revalorar productos de los Andes peruanos con alto contenido vitamínico, nació con la afición por el deporte de dos jóvenes peruanos.

Carlos Noceda y Daniel Núñez, después de sus rutinas diarias de ejercicios, buscaban el alimento adecuado para mantener su dieta saludable. Grande fue su sorpresa cuando recibieron el consejo de ir a tomar desayuno “a la carretilla de la esquina”.

Fue en ese momento que, entre preparados de quinua, habas y demás productos andinos, surgió la idea de expandir el consumo de estas bebidas y llevarlas a más mesas peruanas.

“Recuerdo que aquella vez nos preguntamos: ‘¿Por qué esto no puede estar en las casas de las personas para que ellos mismos lo preparen?’. Fue así que indagamos sobre el mercado de la quinua y los cereales andinos”, comentó Carlos Noceda, quien hoy se desempeña como director de negocios de Nutrishake Andino. En este camino también los acompañó Gian Carlo Zegarra, cofundador y director de finanzas de la empresa.

 

Tras semanas de investigación, los jóvenes descubrieron que a partir de la quinua se podían generar productos con valor agregado que también tenían un alto potencial en el rubro de las agroexportaciones. Al mismo tiempo detectaron que cereales como la kiwicha, la cañihua y el tarwi también eran ideales productos peruanos para promover la alimentación saludable.

Fue así que en el 2014, con un producto elaborado, Nutrishake se preparó para su primera prueba de fuego: el concurso Para Quitarse el Sombrero, el cual reconoce la innovación en la formación de las empresas.

“Quedamos en el segundo lugar. Nos dimos cuenta de que la idea funcionaba y empezamos a sumar nuestros ahorros para generar más productos y presentarnos a más concursos”, recordó Daniel Núñez, quien actualmente es director general de la empresa.

Aprendiendo de sus errores y mejorando su producto, estos tres jóvenes de poco más de 20 años estaban listos para presentar Nutrishake Andino ante en el concurso StartUp Perú del 2015, en el que lograron ganar un capital semilla de S/ 50.000.

“Antes vendíamos en ferias ecológicas y eso nos permitió conocer a nuestros consumidores. Nos dimos cuenta de que nuestra harina no se podía disolver bien, que había gente que no podía tomarla por ciertos productos… Aprovechamos todo eso, el capital y mejoramos el producto”, indicó Carlos.

Hoy, más de dos años después, Nutrishake Andino se encuentra a pocos meses de cumplir con uno de sus objetivos cruciales: convertirse en una empresa social.

“Donaremos el 51% de los ingresos de nosotros, los fundadores, en proyectos que combaten la desnutrición infantil en zonas rurales”, explicó Daniel. Adicionalmente, Nutrishake trabaja con la Asociación de Productores de Cotahuasi (Arequipa). El objetivo es promover la cosecha de estos productos y establecer el precio justo por estos.

“Lo que queremos es demostrar que una empresa como Nutrishake puede ir más allá de ser un producto. Queremos que nuestros consumidores sientan que al consumirlo se hacen un bien y apoyan a alguien más”, aclaró Daniel Núñez. A pocos días de recibir un nuevo premio en México que los dotará de un nuevo capital semilla para invertir en nuevos productos, los jóvenes reflexionan sobre los pasos que tomaron en este camino.

“Nosotros somos jóvenes. Eso ha sido para nosotros una ventaja y una desventaja a la vez. Muchas veces no nos tomaban en serio. Debimos demostrar que éramos disciplinados y que tomábamos las cosas en serio”, comentó Daniel Núñez.

“Creemos que hoy más que nunca es importante emprender con un propósito en especial y mucho mejor si se trata de uno que tenga también un fin social”, agregó Carlos Noceda. ❧

claves

  • Nutrishake cuenta con dos productos: un polvo instantáneo a base de quinua, kiwicha, cañihua y tarwi, y una barra de cereal energética preparada con los mismos cereales.
  • Este 2017, la empresa espera ventas que superen el millón de soles y expandirse a Alemania, aprovechando la campaña de los Superfoods promovida por el Gobierno.